Pon la lavadora solo cuando esté llena. Reducirás el consumo energético.
Deja secar las prendas al sol y cuélgalas en perchas para evitar que se deformen.
No laves con frecuencia las prendas de lana. Ventílalas siempre que sea posible.
Utiliza remedios caseros contra las manchas más difíciles y evita los químicos.
Dona la ropa que ya no le valga a tus peques. Ampliarás su ciclo de vida.
Reutiliza las bolsas de Mayoral y las cajas de los pedidos online para hacer manualidades con tus peques.